Persiguiendo nuestros sueños

RELATO DE UNA BECARIA CON FAMILIA

Por Paulina González y Jahel Ramírez

En los sueños de joven que recuerdo, se encuentran varios que de alguna manera u otra se han ido cumpliendo a lo largo de mi vida. Ser una profesional feliz y entregada al trabajo que hago, tener una pareja amada y luchar por esa relación y los hijos, hacer especializaciones, postgrados, y por qué no, estudiar algún día en el extranjero, con el fin de adquirir no sólo conocimientos especializados, sino que además experiencias de modelos internacionales de educación que me permitieran desarrollar de mejor manera mi quehacer pedagógico, en un contexto de enriquecimiento cultural, personal y profesional.Todos estos sueños se fueron concretando, sin embargo, salir de Chile por un postgrado era algo que se veía lejano. Pese a ello mantuve las mismas aspiraciones y sueños, me preparé haciendo cursos y trabajé mucho para buscar un espacio y el financiamiento. En ese camino, mi vida personal también tuvo giros, me casé y fui madre.

Clara de que los sueños son para perseguirlos y que éste, que antes fue el mío, hoy ya era un sueño de familia; postulé a BecasChile, que por primera vez daba la oportunidad de hacer estudios de Máster a Profesionales de la Educación en el extranjero. Y como en la gestación de mis hijos, luego de los meses de espera, recibí la gran noticia: me había ganado la Beca para estudiar fuera de Chile.

Desde allí en adelante: trámites, postulaciones, más trámites, muchas decisiones, múltiples ajustes presupuestarios para pagar los trámites, y finalmente, más trámites. Ya estaba todo listo para hacer las maletas y viajar a Barcelona, nos veníamos a España.

Debo reconocer que los meses y días previos siempre estuvieron llenos de dudas: sería bueno dejar todo e ir por nuestros sueños?… y los niños, cómo será todo esto para ellos?… y mi esposo, deberá dejar su trabajo?… y nuestras cosas, deberemos venderlas?… y el dinero, nos alcanzará?… lo único claro en esta etapa, era que todos estábamos dispuestos a tomar la opción y salir adelante con ella, todos juntos, apoyándonos como familia.

Muchas veces me he preguntado desde dónde surge la fuerza que me impulsa a emprender este reto, y la primera respuesta resuena desde mi concepción de mujer en la que se entrelazan los roles de madre y profesional, en cada uno de los cuales siempre he sentido la necesidad de aprender y crecer. La segunda respuesta surge desde el corazón, apoyada en el amor, en la compañía, en el aliento, en el apoyo fundamental de mi compañero y esposo, y de mis hijos. Es que juntos nos hemos atrevido a hacer un corte en nuestras vidas de Chile, en lo familiar, laboral, profesional, para “establecernos transitoriamente” en el extranjero, lejos de nuestra tierra y de nuestra gente, asumiendo el coste emocional que implica el desarraigo, tanto para él, para mí, como también para nuestros hijos.
Y aquí estamos hoy: adaptándonos, pero felices; reordenándonos, pero contentos; asumiendo los altos costos, pero orgullosos del paso dado.

Ha sido difícil, pero los resultados valdrán la pena, el aprendizaje formal y experiencial de cada uno, sin duda será un beneficio que más allá de lo personal trascenderá a nuestro entorno cercano, y desde él a otros. Me atrevo a asumir con certeza que todos y cada uno de los integrantes de mi familia será una semilla de vuelta en Chile.

Con la misma realidad que relato todo lo que esta Beca ha implicado para nosotros como familia, es que creo también se debe plantear la vida real, la cotidianeidad, el ahora, el aquí de Barcelona, de España. Es cierto que siempre supe cuáles eran mis obligaciones como becaria, así como siempre supe cuáles eran las asignaciones de dinero con las que contaríamos. Sin embargo, la esperanza, la fuerza indígena, la garra de chilena, me gritaron en la conciencia y en el estómago: “de alguna manera saldremos adelante” y justamente así ha sido, hemos aprendido a hacer “malabares” con un presupuesto que no alcanza y hemos salido adelante. Pero hoy nuestra realidad está cambiando, los recursos ya no son suficientes y los ahorros se han extinguido.

Aquellas proyecciones presupuestarias con las que partimos de Chile, ya no cuadran… Los estragos económicos provocados por la crisis en este país y en Europa nos están tocando, al incrementarse los costos de vida en no menos del 30% durante estos últimos meses. No cabe duda que necesitamos urgente un reajuste de la Beca y además, una revisión de las decisiones que han estipulado 50 euros mensuales por hijo, en las que no se ha contemplado aspectos tan elementales como que ellos y ellas crecen, se alimentan, se educan y se recrean. En este complejo contexto, muchas veces me he sentido huérfana, queriendo decirle a quienes me han seleccionado para estar aquí que estoy dispuesta a asumir costos: costos materiales, como los que ya hemos invertido, y también costos emocionales, como los que ya he mencionado, pero esperando que la Beca cubra mis necesidades básicas y las de mi familia, cosa que ya no está sucediendo.

Y sigo pensando… el aprendizaje involucra cambios, yo estoy en proceso de cambio, mi familia está en proceso de cambio, mi país a través de todos nosotros, está en un proceso de cambio… Entonces desde estas afirmaciones,
siento que ese proceso desembocará en la transformación, en la mejora de nosotros mismos, de otros, del país. Desde la lógica que planteo, el Sistema de Becas Chile también debiera imbuirse de este espíritu y tender al cambio que invite y motive a muchos otros y otras, como yo, a aventurar desde su vida, hasta la vida de sus parejas y de sus hijos, apostando por una transformación personal que se proyecte en una mejora expansiva de nuestra sociedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos de opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s